Septiembre, mes de la Biblia

IMG_6655 (800x385)

El día jueves 1° de septiembre, dieron inicio las actividades propias al mes de la Biblia en el patio central de nuestra Institución, participando todas las secciones del Colegio. Con ésta actividad se pretende motivar el encuentro con la Palabra de Dios y acercarlo a los corazones de cada miembro de la comunidad educativa con el objetivo de que esa cercanía a las Sagradas Escrituras fomenten poco a poco la lectura, comprensión y oración.

This slideshow requires JavaScript.

El Papa Francisco nos ha invitado en este Año Jubilar a redescubrir la misericordia como la identidad más propia en cuanto hijos e hijas de Dios, para llegar a ser misericordiosos como el Padre, y nos dice: “cuando meditamos las Sagradas Escrituras es posible descubrir los rasgos de Dios -entre ellos, y de modo eminente, su misericordia- plasmados en la sencillez de las palabras y de la vida de Jesús. La misericordia divina, que Dios había ido mostrando a lo largo de la historia del pueblo elegido, resplandece en el Verbo encarnado. En Él, «rostro de la misericordia del Padre»” Francisco, Bula Misericordiae vultus (11-IV-2015), n. 1.

Invitamos a todos a llevar a cabo y en casa lecturas en familia de la Biblia con éstos sencillos consejos. Es el Señor quien viene a nuestro encuentro, y hay que disponerse para entrar en un diálogo amoroso con Él. Es preciso calmar el corazón y hacer silencio, acallando el ruido de todas las voces que resuenan en nuestro interior para poder escuchar la brisa suave del Espíritu Santo en la Palabra de Dios. Hay que considerar lo siguiente:

  • Nos ponemos en la presencia del Señor haciendo la señal de la Cruz. Tomamos conciencia de que estamos delante de una Persona: es Cristo, la Palabra viva del Padre, que quiere habitar en nuestros corazones, por medio del Espíritu Santo.
  • Hacemos silencio exterior e interior… pacificando nuestros corazones… disponiéndonos para escuchar y acoger, con todo nuestro ser, la Palabra de Dios.
  • Dejamos muestras preocupaciones en las manos del Señor, exponiéndole nuestra realidad de vida actual… familiar… comunitaria… bajo la mirada amorosa del Padre, que quiere hacer de su Palabra, luz y alimento para nuestras vidas.
  • ¡VEN ESPÍRITU SANTO! Invocamos al Espíritu Santo… Él inspiró el texto bíblico que leemos, ahora Él nos ayuda a comprender la Verdad de la Palabra… Abrimos el corazón… nos dejamos conducir por el Espíritu a un encuentro profundo con Cristo en su Palabra.

Una vez que tenemos preparado nuestro corazón podemos seguir estos pasos:

Paso 1. LECTURA, comprender La Palabra.

Paso 2. MEDITACIÓN, acoger La Palabra.

Paso 3. ORACIÓN, responder La Palabra.

Paso 4. CONTEMPLACIÓN-ACCIÓN, inspirar la vida en La Palabra.

Aquí les dejamos algunos pasajes Bíblicos que pueden utilizar:

  • LA PARÁBOLA DEL BUEN SAMARITANO Evangelio según San Lucas 10, 25-37.
  • PARÁBOLA DE LA OVEJA PERDIDA Evangelio según San Lucas 15, 1 – 7.
  • PARÁBOLA DE LA MONEDA PERDIDA Evangelio según San Lucas 15, 8-10.
  • PARÁBOLA DEL PADRE MISERICORDIOSO Evangelio según SanLucas 15, 11-32.

Fuente: Conferencia Episcopal Chile  www.iglesia.cl

 

También les dejamos este video:

Martin Valverde – Vivela – Biblia Católica para Jovenes

Fuente: youtube.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *