¡Feliz año 2019!

¡Feliz año 2019! Que tengan un exitoso y próspero año acompañado de muchas bendiciones, son los deseos del Colegio Amado Nervo.

Bienvenidos a éste inicio de año en el que arrancamos con la celebración de nuestro Patrono, el Señor de Matehuala. La Diócesis hace esta breve reseña para conocer más:

HISTORIA DEL SEÑOR DE MATEHUALA

Quiero compartirles que hace aproximadamente 270 años azotó en el Estado de San Luis minas del Potosí una peste… Un historiador capitalino que recoge algunos datos de lo sucedido dice que incluso los poblados 7 barrios de la hoy capital se despoblaron considerablemente. Se cree que esa misma peste llego al “Valle de San Francisco de Mateguala” haciendo no menor estrago. Muchos murieron. La población entonces acudió al Señor Jesucristo, de quien tenian representado en uns imagen hecha de pasta de caña y que estaba en la capilla del pueblo; sacándolo para hacer jornadas de oración y deprecación. En el tercer día de suplica fervorosa, un 6 de Enero, dia de la Epifanía o Manifestación de Jesucristo, Nuestro Señor se manifestó como nuestra salud, como Dios y Salvador para aquellos lares, pues de golpe se detuvo la mortandad y el contagio: Justo en el tercer dia, recordándonos que Él es vencedor de la muerte y del pecado; quiso fijarse en un pueblito de paso, mostrándonos que en efecto, escucha nuestras preocupaciones…
Por eso, por medio de la imagen de ese crucifijo, a la cual unas décadas despues adornaron con plata y que ahora resguardamos en nuestra “nave Catedral”, proclamamos que Jesucristo es el Señor de Matehuala! Es el Señor para Gloria de Dios padre! Y estoy seguro de que también como lo es mio lo es suyo, es Nuetro Dios y Señor… Asi pues, proclamando la Victoria de Nuestro Señor, y con el fin de que Él reine cada vez en más corazones, familias y patrias; hoy también ustedes son parte del himno que le dedicamos: …”a tu dulce Patrono, himnos mil entusiastas cantad, que en la cruz ha fijado su Trono de clemencia, de Gracia y piedad”

Himno del Señor de Matehuala

Matehuala, tu Dulce patrono
himnos mil entusiastas cantad,
que en la cruz ha fijado su trono
de clemencia, de gracia y Piedad.

Matehuala ciudad de las flores
y del norte la perla preciosa
en su seno conserva dichosa
un tesoro de inmenso valor.

Porque tiene el Santísimo Cristo
en su fuente perenne de vida
a quien paga devota y rendida
el más grande tributo de amor.

En un tiempo tus hijos diezmaba
con la peste a la parca horrorosa
compungida, doliente y llorosa
a los pies de su Cruz se abrazó.

No pasaron cabales tres días
sin que viera su mal remediado
y de gozo su pecho inundado
fervorosa las gracias le dio.

Deber era venir del contorno
numerosos los grupos de aldeanos
y a la vez los vecinos ufanos
a postrarse a los pies del altar.

El zagal que aquel tiempo cuidaba
de esta mística grey del Señor
empezó a referir el favor
y el inmenso concurso a llorar.

Hoy fabrica un Santuario grandioso
donde guardar su tesoro
más le faltan recursos, el oro, de las manos piadosas huyó.

Pero Aquél que sació en el desierto
a las turbas hambrientas de pan
le hará ver coronado su afán
por los medios que nadie pensó.

Paz y Bien

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *