El mes de la amistad

amor_de_diosEl día del amor y la amistad tiene en sí mismo un valor inmenso, de hecho, las manifestaciones de afecto se pueden mostrar todos los días con detalles simples que lo engrandecen, haciendo de ellas una forma de vida, volviéndolas una canalización del deseo de vivir armónicamente como personas con diversos valores positivos.

Para todos nosotros, la amistad es fundamental.  Jesús nos muestra cómo la amistad forma parte fundamental del trato al prójimo y de nuestra propia salvación.

Jesús es nuestro Amigo. En Él encontraron los Apóstoles su mejor amistad. Era alguien que les quería, con quien podían comunicar sus penas y alegrías, a quien podían preguntar con entera confianza. Sabían bien lo que deseaba expresar cuando les decía: amaos los unos a los otros… como Yo os he amado. Las hermanas de Lázaro no encuentran mejor título que el de la amistad para solicitar su presencia: tu amigo está enfermo, le mandan decir. Es el mayor argumentó que tienen a mano.

El 14 de febrero de cada año es una oportunidad para reafirmar el amor a los que nos rodean y de crear lazos de amistad perdurables. Obviamente, esto no nos prohíbe que hagamos un regalo a algún ser querido, pero nos invita a priorizar el amor, entendido como la búsqueda del bien del otro, como el principal regalo.

Desde el punto de vista católico, el amor es una de las tres virtudes teologales. El Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica, en el n. 388, define el amor (caridad) como “la virtud teologal por la cual amamos a Dios sobre todas las cosas y a nuestro prójimo como a nosotros mismos por amor a Dios. Jesús hace del amor el mandamiento nuevo, la plenitud de la Ley. Él es ‘el vínculo de la perfección’ (Colosenses 3, 14) y el fundamento de las demás virtudes, a las que anima, inspira y ordena: sin ella ‘no soy nada’ y ‘nada me aprovecha’” (1Corintios 13, 2-3). Por lo tanto, a partir de esta definición podemos proponernos crear buenas amistades a través del regalo del bien, el respeto y el cariño hacia los demás.

En este mes del amor y la amistad debe ser para nosotros una experiencia nueva, fundada en el amor de Dios a la humanidad y en el bien que se ha de buscar entre sí. Regalemos a los demás antes que todo el amor de Dios.

¡Feliz día del amor y la amistad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *