Celebración a San Francisco de Asís

10659239_769196609806708_7591601180783035575_nEl pasado Viernes 3 de Octubre se llevó a cabo la Celebración Eucarística en las Instalaciones de nuestro Colegio en presencia de alumnos, padres de familia y trabajadores de la Institución, para dar gracias a nuestro Patrono San Francisco de Asís, uno de los santos más conocidos en todo el mundo ya que se ha ganado el cariño y la admiración de muchas generaciones, viviendo el Evangelio y presentando la pobreza, castidad y obediencia con la pureza y la fuerza de un testimonio radical, amoroso y personal. Su “fraternidad universal”, se expresa en su amor por sus “hermanos”hombres y mujeres, ricos y pobres, enfermos y sanos, fieles y pecadores, creyentes y no creyentes, todos los animales y la naturaleza – y nos revela un alma en la que Dios es indivisible, un alma alimentada por las verdades de la fe católica y entregada por completo a Cristo.

Esta lección de Francisco permanece más actual que nunca: la iglesia no se reforma por la contestación, distanciándose de ella, pero exige la reforma de sí mismo para seguir a Cristo en pobreza y humildad, en amor y obediencia filial a la Iglesia. Igualmente el amor de Dios, llevó a Francisco a oponerse a toda forma de odio y violencia, y a difundir por la palabra y el ejemplo el respeto a todos, el amor fraterno, la sinceridad y la paz.

La sociedad de hoy, de manera más amplia que en la época de san Francisco, vive un conflicto agudo dentro de los pueblos particulares, en el campo social, económico, político y religioso. Y a escala internacional, está agredida por el fenómeno sangrante de la corrupción, la impunidad, la guerra y la violación de los derechos humanos. Frente a este horizonte, san Francisco propone de nuevo a las personas particulares y a los pueblos la necesidad y urgencia de un diálogo auténtico desde la verdad, la libertad y el amor recíproco.

Que esta gran lección de respeto mutuo, de fraternidad y amor entre todos los hombres, porque han sido creados a imagen de Dios, siga hablando al corazón de cada hombre y de cada mujer de nuestro tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *